Carrito de compra

Bordar un Bralette!

Hace varios meses me llamó DeMarie, para invitarme a bordar uno de sus modelos de bralette. Aquí les cuento de mi experiencia para que ustedes también se animen a bordar uno!

Quienes me conocen saben que me encanta estar siempre haciendo cosas nuevas o buscando nuevos soportes para intervenir. Por eso cuando me llamaron para invitarme a intervenir un bralette no dudé ni un segundo en decirle que sí! Ella conocía mi trabajo a través de mi cuenta de Instagram y yo ya había visto sus cosas en alguna feria.

Nos costó un montón juntarnos y pasaron meses hasta que finalmente nos conocimos. El mismo día que me entregó ese bralette me motivé y me puse a bordar para saber cómo era intervenir este nuevo soporte que estaba frente a mí.

Si conocen mi trabajo sabrán que una de mis prendas favoritas para bordar son las chaquetas y mejor aún si son de jeans. Precisamente porque es un soporte más grueso y me permite trabajar con hilos o lanas gruesas, con aguja grande y de una manera mas “ruda”, lo que me acomoda muchísimo. Por eso el bralette para mí significaba entrar en un nuevo terreno y en una nueva investigación mucho mas delicada. Aquí les comparto mi experiencia para que ustedes también se animen a intervenir sus cosas, sea el soporte que esa!

Para empezar, el bralette es como de un encaje elasticado y es también una prenda chiquitita, por lo tanto no permite el uso de bastidor. Yo no usé bastidor para bordar el mío y tampoco recomendaría bastidor para cualquier tipo de tela elasticada ya que la misión del bastidor es tensar la tela y para este tipo de material lo único que conseguiríamos es que quedara todo super raro una vez que le saquemos el bastidor.

Cuando yo bordo sin bastidor pongo toda mi atención en el tirón final que le doy a la puntada, ya que si se tensa alteraríamos el soporte arrugándolo (por soporte siempre me refiero a lo que esté bordando, en este caso es el bralette de encaje). Tiene que ser suavecito pero con la precisión justa para que las puntadas no queden sueltas.

Por lo mismo, las puntadas que di en mi bralette fueron más cortitas que lo normal y con éstas fui siguiendo el dibujo del encaje. Aproveché que el encaje tiene diseño de flores (que me encantan y es algo recurrente que utilizo en mis obras) y las fui siguiendo libremente para armar una composición que enmarcara el escote.

Como siempre, no me preocupé del revés. Me encanta que los revés queden desordenados y chascones y sentí que en este caso también eso me estaba ayudando a construir mejor el bordado, ya que así se iba engrosando y yo podía meter más puntadas libremente.

Aun que yo generalmente ocupo todo tipo de materiales para mis bordados (sobre todo para mis chaquetas), para el bralette sólo utilicé hilo de bordar. Tradicionalmente los hilos mercerizados (hilo de bordar) se deshenbran para bordar. Hay gente que utiliza dos hilitos, incluso uno! Yo uso siempre el hilo completo (las 6 hebras) y esta vez no fue la excepción, pero creo que si se animan a bordar un bralette también podrían probar usando menos hebras por si quieren lograr un resultado más delicado. También usé hilos matizados (esos que vienen con cambios de color) para ir construyendo las flores con esos efectos de luz. Al final, delinié con hilo perlé negro, que es más delgadito, y así fui pasando por sobre las puntadas anteriores para poder darle el toque final.

Otro material que me encanta usar es hilo dorado, pero esta vez lo descarté ya que el bralette es una prenda que va pegada a la piel y el hilo dorado puede picar o molestar y obviamente no queremos eso en nuestra ropa interior. Además, en este caso, no creo que se sea recomendable forrar el bralette para evitar eso. Por lo tanto, mejor descartar los hilos metalizados o de poliéster por esta vez.

El resto la verdad fue bastante libre y sin muchos trucos. No usé ningún punto específico y me guié todo el rato por el dibujo del encaje. En algunas partes que sentía que faltaba algo, inventé como tallitos de flores y hojas para poder llenar el espacio mejor y equilibrar la composición. Lo que sí hice fue unos mini nudo francés al centro de las flores y en esas ramitas azules, con el mismo hilo perlé negro y dándole sólo dos vueltas a la aguja.

Bordar un bralette me encantó porque además puedes usar poleras o blusas donde se asome intencionalmente, lo que hace que se vea super delicado y original. Hoy en día hay muchísimos modelos preciosos de bralette que hacen que sea una prenda que no tienes que ocultar, al contrario, hasta se ve lindo que se asomen y complementen tu tenida.

Ahora que ya terminé esta pieza lo único que quiero es empezar otro! Mi nuevo desafío es este body negro de DeMarie, asi que ya les contaré como resulta esto (espero que bien porque el body por si sólo ya es espectacular!).

Asi que si tienes algo así, atrévete a intervenirlo! Con paciencia y cariño, obviamente, que esa es la gran clave para que un bordado siempre resulte hermoso y único.

Has bordado ropa interior o soportes como encaje o tul? Cuál ha sido tu experiencia? Comparte con nosotros en los comentarios!

Trini Guzman @holaleon

Fundadora @CosioBordaoTejio

 

 

 

 

 

Publicación más reciente

0 comentarios

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

#deMarieSTYLE